Inmaculada Pérez Castellanos aparece en la revista Mujer hoy en un artículo dedicado a analizar la importancia de la localización estratégica de las marcas de lujo y premium en las grandes ciudades.

calles-caras00--644x483

De todo esto sabe mucho Inmaculada Pérez Castellanos, fundadora de Pérez Castellanos, una consultora especializada en la implantación, posicionamiento y apertura de firmas de lujo y “premium” en nuestro país. Y lo hace “llave en mano”. Es decir, acompaña a sus clientes desde que dan los primeros pasos en este proceso hasta que se cuelga el cartel en la entrada del establecimiento. Inmaculada Pérez Castellanos pertenece a una familia de comerciantes, pero llegó a este sector por casualidad. Ella, abogada, trabajaba en el departamento jurídico de una gran compañía cuando un amigo le pidió ayuda para abrir una zapatería multimarca.

El negocio fue un éxito. De eso hace más de 25 años y, desde entonces, Inmaculada está detrás del asentamiento de muchas firmas de moda en nuestro país, como Jimmy Choo, L.K. Bennett o Brooks Brothers. “Encontrar el emplazamiento adecuado es importantísimo, fundamental, pero no lo es menos la calidad del producto que ofrece y el servicio al cliente”, reconoce.

Pero, como apunta Inmaculada Pérez Castellanos, el caso del empresario gallego es una rara avis dentro del sector. “Las marcas de lujo y “premium” internacionales no suelen invertir en la compra de locales, ese no es su negocio reconoce. Sin embargo, algunas empresas de “mass market” sí lo hacen porque de esta manera diversifican el riesgo y desarrollan el negocio inmobiliario como parte de su estrategia empresarial”.

Con esta pregunta en el aire se celebró hace dos meses en la Universidad de Deusto, a iniciativa de la consultora Pérez Castellanos, una mesa redonda a la que acudieron representantes del comercio de lujo de la capital. Entre las conclusiones del éxito de Barcelona está la llegada masiva de cruceros, un turismo centrado en el “shopping”, según Concepción Díaz de Villegas, directora general de Comercio del Ayuntamiento madrileño.