La revista Fearless publica una columna de Inmaculada Pérez Castellanos sobre el lujo sostenible y el futuro de la experiencia de compras

El número de primavera de 2020 de la revista de moda y tendencias Fearless incluye una entrevista con Inmaculada Pérez Castellanos sobre el concepto de lujo sostenible, la labor de Madrid Luxury District en este escenario, y el futuro de este sector. Este es el texto completo:

MADRID: el distrito del lujo sostenible

El lujo perdura en el tiempo, siempre tiene una pretensión de permanencia y calidad. Eso le aporta un valor adicional: lo convierte en sostenible, la antítesis de los artículos que se sustituyen con gran facilidad y que tanto daño hacen al medio ambiente.

En las recientes navidades, mi mayor ilusión ha sido darle una segunda oportunidad a unos pendientes de más de cien años, que pertenecían a mi abuela y que han pasado de generación en generación hasta llegar a mí. Estos pendientes “reciclados” me han conectado con la idea de que el lujo perdura en el tiempo, siempre tiene una pretensión de permanencia y calidad. Eso le aporta un valor adicional: lo convierte en sostenible, la antítesis de los artículos que se sustituyen con gran facilidad y que tanto daño hacen al medio ambiente.

Lo primero que me viene a la mente al sentarme a escribir este artículo son los años de mi niñez en los que yo disfrutaba cada rato en la tienda de antigüedades y joyería de mi padre. Fue él quien me conectó con el mundo de las firmas de lujo y el comercio, al que llevo vinculada toda la vida.

Otra de mis grandes pasiones son las personas. Dice Dalai Lama que si algo es bueno sólo para mí, no vale y que si es bueno para ti y para mí tampoco; únicamente sirve si es bueno para todos. Este espíritu de colaboración es el que llevó a impulsar la asociación Madrid Luxury District, de la que me enorgullece ser socia fundadora honorífica. En ella se dan cita las firmas internacionales de mayor prestigio de la zona de Ortega y Gasset, que se han unido con entusiasmo a este “proyecto ciudad”, donde también tienen mucho que decir las instituciones que están interesadas, como nosotros, en impulsar el turismo de lujo en la capital.

Madrid no tiene nada que envidiar a las grandes capitales de shopping de lujo, como Londres, París o Nueva York. Nuestra ilusión es acompasar los latidos de esta zona de tiendas con los de la ciudad, para que vecinos y turistas atesoren nuevas emociones y recuerdos inolvidables.

En diciembre, con motivo de la COP25, ubicamos una magnífica escultura del artista Juan Garaizabal en la esquina de Serrano con Ortega y Gasset, para proclamar a los cuatro vientos que no hay un planeta B. El lujo que promueve Madrid Luxury District es humano, creativo y sostenible. Decía Coco Chanel que “el lujo empieza donde acaba la necesidad”.

Para mí es experiencia, exclusividad, excelencia, artesanía, emoción, y también durabilidad y permanencia. Huye de la masificación y la velocidad, y apuesta por crear experiencias únicas, no solo alrededor de las marcas, sino dentro de la ciudad. Por eso estoy en condiciones de garantizar que nos hallamos ante una industria sostenible.

Deseo que llegue pronto el día en que la mayoría deje de ver el lujo como inaccesible y distante para percibirlo como un sector comprometido, que crea riqueza y felicidad. En Madrid Luxury District queremos humanizarlo y acercarlo a todas las personas, conscientes como somos de que la experiencia de compra y disfrute que van a vivir aquí no la van a encontrar en ningún otro lugar del mundo.